lunes, 14 de agosto de 2017

AIRE DE SILENCIO



Él la dejo en la inmensidad del silencio  
tendida en el lecho de la oscuridad 
sin sentido por  el hoy y el mañana 
Qué más da si está ausente su presencia.
Él prefirió caminar solo 
por las vías de la vida 
orillando las esquinas
sin voces que lo acompañen 
sin el sentir del roce de sus pieles
de su brazo contra el suyo
en la escalera del subte 
sin los besos tibios 
en el ascensor al tercer piso 
sin el café y el agua de las diez 
frente al verde y hermoso parque.
El prefirió el caminar en soledad 
o quizás eligió
en otros brazos estar. 
                                                 Malania

jueves, 10 de agosto de 2017

EN LA DISTANCIA



Se disipa el rocío entre las sombras humedeciendo la tierra.
Se estremece el polvo rojo del camino, repleto de huellas anónimas que dormitan bañadas  por el sol.
Quizás bajo las flores amarillas se resguarda algún beso, o muchos, abandonado por el cansancio, en la distancia que ha recorrido en alas del viento una tarde cualquiera.
Después de una larga espera, otros quizás moran en el túnel, labrado por hormigas  u otros insectos con el riesgo que el lugar implica.
Iban rumbo a los labios de su amor.
Allí escondidos  sueñan y son muchos.
Esperan que el azar los rescate y los deposite en los colores tibios de su piel.
Una leve ola mece las flores amarillas con la intención de encontrar esos besos perdidos.
Y mientras él dormía los dejó esparcidos en el ambiente.
Quizá cuando despierte callado y nostálgico, los descubra que están allí sobre su espalda,  su cintura, su boca y bajo las sábanas.
La dulce y sutil ola  desapareció en la madrugada entre el aroma de azucenas y canolas.
                                                                                                                                                  Malania

domingo, 6 de agosto de 2017

San Cosme y Damián. Paraguay

El lejano horizonte
en horas cercanas a una puesta de sol
muestra el maravilloso espectáculo natural
exhibiendo día a día diferentes matices.
Estar presente es como revivir a la vida
en una  revelación de amor y belleza
en armonía con la naturaleza.
                                                       Malania

sábado, 29 de julio de 2017

INSPIRACIÓN

Quizás en este lugar la encuentre
porque hay ventanas cerradas 
por las que no logro ingresar  
ni siquiera a través del subconsciente.
                                                  Malania

sábado, 22 de julio de 2017

ESA MIRADA


Un viejo tren
con los colores del cielo
un vuelo a las nubes
y un navegar sobre ellas
o un asiento individual
en un micro larga distancia
no importa de cuál empresa sea.
Tú lo sabes
por eso me miras así
con ojitos melancólicos
porque intuyes que estaré ausente
esta vez no sé por cuánto tiempo.
Mi mudanza está a punto de partir
algunas cosas he regalado
otras he vendido a mal pago
pero algo no dejaré
y es la bolsita
de aquellos alfajores
recubiertos de chocolate
que él me ha regalado  
aquella mañana de mayo
cuando no solo el café compartido
fue el culpable
de excitantes momentos, testigo.
La guardé y la guardaré
junto a una rectangular tarjeta
será la insignia de nuestra pasión.
Quizás un nuevo encuentro
nos depare el destino
o tal vez el grato recuerdo de lo compartido
se convierta en la piedra fundamental  
para no desfallecer
a través del tiempo dolido
en esta vida que continúa difícil sin él.

                                                                              Malania

viernes, 21 de julio de 2017

HURAÑO


Como una armadura cerrada 
y cicatrizada por el tiempo 
repleto de experiencias 
tantas buenas como malas  
el hombre lleva en la piel 
modelada por los años 
los estragos que la vida 
talló en su rostro huraño.
La apacibilidad se encargó 
de suavizar su mirada 
esta vez detenida en la brisa 
que penetra por su ventana 
pintada de viejo carmín
y con finas violetas decorada
dibujando en sus  pupilas 
el deseo de armonía y paz 
por él, por todos, tan deseada
                                     Malania

jueves, 20 de julio de 2017

ELLA ELINA


Desde el ventanal de cristales rasguñados 
su corazón se acelera virando su  peluda cola 
mientras  los estridentes pájaros 
con sus malabares  
la inducen a dar saltos en el aire. 
De la bandada  sobresale uno
el de color tostado 
de cabeza nevada y cuerpo dorado  
Juega a las escondidas y ella enloquece 
él le arroja flores de lapacho rosa 
y ella las besa acariciándolas 
al compás de la llama roja 
de su corazón exaltado. 
Entonces recuerda:
Él la despertaba todos los días 
se le había hecho costumbre 
darse besos madrugados 
con o sin razón, a plena lumbre.
Pero una mañana extraña 
él se quedó dormido, o tal vez no 
y ella lo esperó 
durante todo el día, la noche, al otro día 
y sucesivamente hasta hoy lo espera 
pero nadie le dice qué ha sucedido 
adónde fueron sus vuelos 
dónde anclaron sus besos 
quizás en el viento 
o tal vez en algún mar del mismo universo. 
Hoy día trata de aplacar sus penas 
La humedad  de la lluvia 
y los tibios rayos del sol 
le brindan sustento.
                                                  Malania